Q’osqo (Cuzco) Parte I, La Ciudad.

Capital Arqueológica e Histórica de América. Son las palabras que encuentro con mayor poder de síntesis y coherencia a la hora de comenzar a escribir sobre este micromundo que supone el Cusco, Cuzco o Q’osqo. No la entiendo como una ciudad simplemente, es por ello que afirmo que es un micromundo, por tanto que divido su descripción en dos partes, donde tomo la ciudad en sí en este relato, y en otro apartado el Valle Sagrado y su punto más destacado, Machu Picchu. No se equivocaban al llamar a este lugar el “Ombligo del Mundo”. Pienso en Cusco, la ciudad con forma de puma, y me tiemblan las manos, es un lugar tan fuerte para aquellos que como yo nos movemos en las ciencias que indagan en el pasado indígena americano y su transición a la colonia…  Llegar al Cusco es llegar a un sitio sin tiempo, o mejor dicho que habita todos los tiempos, donde realmente la etérea y heterogenia  Historia se materializa, donde podemos verla, tocarla, respirarla. Aquí, ella abandona los libros y se manifiesta en cada calle, rincón, plaza o piedra de esta ciudad. Claramente que el Cusco no es la única ciudad americana con semejante capacidad de belleza y espectacularidad histórica, pero sin lugar a dudas la única que mantiene una continuidad temporal de importancia y culto a esta escala. Parafraseando inversa e incorrectamente la idea de Marc Auge diré que es un no-lugar, concepto complejo pero que posicionándonos tan sólo en su prefijo nos refleja la idea que intento transmitir: cuando llegamos a Cusco no llegamos a un lugar de paso, llegamos a todos, y con un gran sentido de pertenencia. Los locales la conocen por su nombre original en Quechua, Q’osqo, lengua mayoritaria en la región y muchas partes de Perú. Así que de aquí en más mantendremos su nombre original.

20170125_163931.jpg
Monumento y museo a Pachacútec en el sur de la ciudad.

El Q’osqo se encuentra localizado en el sureste del Perú, en la zona que los peruanos llaman “montaña”, y que es básicamente zona de valles en la parte de ceja de selva, cerca del amazonas. Tiene una elevación de 3400 m.s.n.m. con un clima que va desde frío a moderadamente cálido, con temperaturas que oscilan entre los 2° y los 30° como picos. Posee dos claras estaciones climáticas, la seca y la lluviosa, yendo la primera desde Abril hasta Noviembre aproximadamente y la lluviosa durante el verano en Sudamérica. Según el último censo tiene una población que ronda el medio millón de habitantes, posicionándola como la octava ciudad más grande del Perú, no obstante es sin duda una de las dos más importantes del país junto con Lima.

20170116_072757.jpg
Placas patrimoniales en la Plaza de Armas

Llegar al Q’osqo es relativamente fácil por tierra si se accede por el sur como hicimos nosotros, tan sólo basta con tomar algún transporte desde Puno y en unas 7/8hs llegarían. Desde Lima el camino es más largo (24hs aprox.) y más arduo por obvias razones: hay que cruzar la cordillera y pasar por varios pisos ecológicos. La transversalidad es de las características más complejas pero a su vez bellas y ricas del Perú. La otra opción es claramente en avión, llegando a su Aeropuerto Internacional Velasco Astete, el cual se encuentra en zona sur, pero que desde 2018 será trasladado a Chincheros, a unos 40 minutos en vehículo desde Q’osqo. Si uno ingresa desde el sur sea llegando al aeropuerto o la terminal terrestre, lo más probable es que tome la Avenida del Sol para dirigirse hacia el centro o casco histórico de la ciudad, y ahí nomas ya tendrá el primer impacto sin casi esperárselo: el imponente Qorikancha. Desde la Terminal Terrestre un minibus de línea sale 1 Sol, y un taxi 3 Sol, aunque a turistas les cobran 4 Sol, así dependerá de su capacidad de regateo.

20170116_081543.jpg
Qorikancha o templo de oro.

El casco histórico es grande pero no lo suficiente como para no recorrerlo entero a pie, eso dependerá más de sus tiempos e intereses que del tamaño del mismo. Nosotros no dejamos adoquín sin pisar, e incluso varias veces. Es una ciudad muy caminable, con hermosas construcciones que manifiestan el gran sincretismo que caracteriza a la ciudad, donde en una misma pared podemos encontrar basamentos Killke (pre-Inca), muro Inca tanto temprano como de fase Imperial, y finalmente una construcción colonial española encima, todos juntos en una misma construcción que casi sin quererlo se transforma en una línea de tiempo interminable. Para añadirle más curiosidades a semejante espectáculo arquitectónico e histórico, muchas de las construcciones coloniales poseen una fuerte impronta Almudejar (Moro), fácilmente distinguible en sus claves de bóvedas y dinteles así como en sus cerámicos y decorados. Realmente cuesta caminar mirando el piso, uno siempre va con la sensación de que se le perdió algo al pasar.

 

1024px-82_-_Cuzco_-_Juin_2009.jpg
Vista de la Plaza de Armas y la ciudad de noche. (Foto de Wikipedia, no tengo una tan bien sacada que la supere)

La Plaza de Armas del Q’osqo es un lugar de una impronta muy intensa, incluso cuando estamos viendo una que se nos presenta tan normal como cualquiera, pero que no lo es. Plaza Haucaypata para los quechua-hablantes locales, en este lugar que supo ser un pantano en tiempos pre Incas, fue también el lugar en el que fue ejecutado José Gabriel Condorcarqui, conocido como Tupac Amaru II, líder político e intelectual de una de las rebeliones más nobles y andinas que jamás hayamos tenido. Basta salir del Museo de Arte Regional habiendo visto la vida y ejecución  de dicho líder y pararse en el centro de la Plaza y sentir el peso de la Historia. En lo personal esa Plaza y su profundo significado para la Historia americana (y por qué no mundial?) me arrancó unas lágrimas.

20170125_090607.jpg
Las cuatro partes del mundo

Saliendo de la Plaza de Armas por la cortada que rodea la Iglesia de la Compañía de Jesús desembocamos en el templo principal de los Incas, recinto al que dedicaron con deleite los cronistas cientas de páginas: el Qorikancha. Inti Kancha antiguamente, es decir Templo del Sol, luego pasó a llamarse Templo Dorado o Qorikancha. Son muchos los estudios que hay sobre este lugar, y todo indica que era la base del Q’osqo y por añadidura del Tahuantinsuyu. Desde dicho lugar dedicado al dios Sol, salían las líneas virtuales conocidas como Seqes, ejes de orientación astronómica sobre los cuales estaban montadas las diversas wakas o lugares sagrados. Este sistema era radial y se componía de 42 seqes, que nacían en el Qorikancha dando orden y sentido a toda la arquitectura del Tahuantinsuyu, demostrándonos el grado de conocimiento y tecnificación del que estas gentes disponían, donde nada estaba librado al azar, y esto era tan así que construían en los lugares más complejos si era necesario para que guardara armonía para con su eje matriz. Según cuentan las crónicas y lo respalda la investigación, el Q’osqo tenía la forma de un puma, constituyendo su cabeza la colosal Saqsaywaman, sus pies reposados sobre la Avenida del Sol y su cola  perdiéndose en un cruce de ríos afluentes al Vilcanota. Nuevamente comprobamos que nada es dejado al azar, ya que este diseño en forma de felino pone de manifiesto el hilo conductor con la totalidad de la historia andina, siendo éste un animal simbólico y ritual desde el Período Formativo.

sam_0711
Monumento a Pachacútec en Plaza de Armas, Catedral al Fondo

Como pueden imaginar, Q’osqo cuenta con muchísimas cosas más para hacer y visitar, por lo que deberían conseguir un mapa turístico y dirigirse a la oficina de DirCetur (Ente de Turismo) para así ser asesorados y adquirir el famoso boleto turístico. Este boleto les dará acceso a 14 atractivos, desde sitios arqueológicos hasta museos. Pero esto lo desarrollaré más en profundidad en el apartado de Valle Sagrado ya que gran parte de dichos sitios se encuentra allí y no dentro de la ciudad en sí. No obstante, cuatro museos de la ciudad están incluidos en el boleto, y son realmente recomendables. Los museos a visitar dentro del boleto son:

-Museo Histórico Regional

-Museo de Sitio de Qorikancha

-Museo de Arte Contemporáneo

-Museo y Monumento a Pachacútec

Podemos no comprar el boleto turístico? Sí, por supuesto, pero pagarían una tonelada más de dinero o bien estarían perdiéndose lugares que realmente lo valen. El boleto cuesta 130 Soles, y como dije arriba, incluye 14 atractivos, quedándonos a un valor muy bajo proporcionalmente. Si uno optara por no comprarlo, cuando llegue a alguno de estos destinos que incluye el boleto, se verá obligado a pagar 70 Soles por el Boleto Parcial, el cual incluye la mitad de destinos, algo que no tiene mucho sentido si disponemos de tiempo y ganas de conocer bien el Q’osqo y su Valle Sagrado. Aquellos museos e iglesias por fuera del boleto suelen costarnos entre 10 a 20 Soles a lo extranjeros, a menos que tengan la tarjeta ISIC de estudiante internacional, pudiendo pagar prácticamente la mitad en todos lados. Si no tienen la ISIC les recomiendo que la hagan, al cabo de un par de visitas se paga sola, sobre todo cuando compren el boleto para Machu Picchu, ahí se ahorrarán mucho dinero. Los menores de 25 años años que adquieran la ISIC tienen 50% de descuento también en el Boleto Turístico Integral. En Argentina la tarjeta ISIC cuesta $300 ARS, ampliamente recuperado en días en el Q’osqo.

20170116_074122.jpg
Calle Resbalosa, donde estaba nuestro hostel. Se puede ver la Plaza de Armas sobre las tejas arriba, y a Maru y las chanchas abajo.

Son contados los casos donde la ISIC no es aceptada, y suelen ser museos privados con colecciones propias, pero a pesar de ello sus entradas son muy accesibles. Si piensan visitar Machu Picchu también deberían comprar el boleto ni bien lleguen a Q’osqo, con unos días de anticipación ya que se van agotando, pero esto varía dependiendo de la temporada en que viajen. Al final del relato pondremos los precios de todo esto actualizados. Si nos proponemos jornadas non-stop de caminata y visitas, tres a cuatro días estaría más que bien para recorrer todos los museos, construcciones Incas e iglesias. El Valle Sagrado si es que lo hacen entero con sus áreas principales (Valle Sagrado, Valle Vip y Valle Sur) les llevará otros tres días si lo hacen en excursiones, de lo contrario bastante más.

Yo soy un declarado anti-eclesiástico, pero las iglesias del Q’osqo son más una muestra de sincretismo y trascendencia del mundo andino que un reflejo católico, lo que hace que sean realmente valiosas para comprender el complejo proceso de colonización del imaginario que la colonia puso en marcha. Es así que la plaza de Armas se encuentra rodeada de 4 robustas iglesias, de las cuales una destaca: la Catedral. La misma, al igual que el resto, está eregida sobre basamentos Incas, los cuales son visibles en diferentes etapas constructivas.

20170116_084859.jpg
La famosa e impresionante pared de los 12 ángulos

La Catedral es imponente y soberbia, posee varias alas con decorados enormes que llegan desde las bases hasta las cúpulas, en un claro reflejo de un estilo conocido como Barroco Andino, que es una manifestación artística y estilística mestiza, donde conviven rasgos propios del Barroco europeo con expresiones autóctonas, pero en este caso ya no tanto como sincretismo, sino como resistencia. Es así que se puede apreciar figuras cristianas distorsionadas por el prisma de los andinos que fueron encomendados a construirlas o replicarlas. Por ejemplo podremos apreciar Cristos morochos, crucificados pero en vez de tener dos heridas en su costado posee todo el cuerpo lleno de pequeños cortes, formando una imagen más violenta que la original. Otro ejemplo curioso es el de la virgen María cuando no lleva al niño en brazos, ya que como los indígenas no comprendían la concepción por medio del Espíritu Santo la retrataban con panza, embarazada, interpretándose como una etapa previa al nacimiento del niño.

SAM_0336.JPG
Catedral de Q’osqo

La Catedral también posee parte del cuerpo de Inca Garcilaso de la Vega, repatriado a principios de los años 90, el cual está depositado en la cripta. Ya que lo nombramos, Garcilaso fue uno de los cronistas más destacados, aunque curiosamente toda su obra haya sido redactada desde su exilio en España, condición que nunca abandonó. Su casa hoy día es el Museo de Arte Regional, a 200 metros de la Plaza de Armas. Es un museo muy moderno y aggiornado, como la mayoría en la ciudad, cuenta con buenas y completas infografías y videos, además de un acerbo bibliográfico importante. Su temática no se agota en historia general o sobre Garcilaso, sino que tiene una sala dedicada al gran Tupac Amaru II y su ejecución. Doblando la esquina donde está el museo se encuentra la oficina de turismo donde se compra el boleto de acceso a Machu Picchu, por lo que en pocas cuadras pueden hacerse muchas cosas. Cruzando la Plaza del Regocijo que está en diagonal al mismo podemos ingresar al Museo de Arte Contemporáneo que también incluye el boleto turístico de la ciudad, y como pueden ver, todo está cerca. Una cuadra hacia el Oeste desde el Museo de Arte Regional accedemos a la Plaza San Francisco, punto de parada de transporte, con varias ferias artesanales y el Arco de Santa Clara que nos conduce en dirección al templo homónimo. En dicha plaza está el templo de San Francisco, el cual se puede visitar por $10 Soles con guía incluido. La visita es muy buena, los guías también, y podemos acceder a sus instalaciones y a la cripta, donde se exhibe los restos que creen pertenecieron a Tupac Amaru II.

20170116_155701.jpg
Vista de la ciudad desde el Templo Santo Domingo, sobre el Qorikancha

No voy a detallar más iglesias y museos ya que carece de sentido, ustedes lo descubrirán cuando caminen la milenaria capital de los Incas, tan sólo decirles que poseen 11 Museos y 12 iglesias para recorrer, sumado a los maravillosos contrastes arquitectónicos que no hay techo que pueda albergarlos. Pensemos en toda la historia que esas calles poseen, desde los Incas hasta hoy día pasando por la colonia. Visitar el Templo Arzobispal es casi obligado, pero no tanto por el templo en sí, sino por estar construido sobre los muros conocidos como de los 12 ángulos. Inclusive seguir subiendo por ahí al barrio San Blas que es relativamente alto y desde el cual se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad.

Otro de los grandes atractivos es el Mercado San Pedro, ubicado a unas 6 cuadras de la Plaza de Armas, cruzando el Arco de Santa Clara, de perfil al Templo de San Pedro, sobre la calle Tupac Amaru II. Es inmenso y en él podemos conseguir lo que sea ya que está divido en áreas, desde ramos generales (abarrotes) hasta ropa, calzados, jugos, frutas y verduras, comida o regalería. Tiene una cuadra de ancho y dos o más de largo, todo cubierto y dividido en sectores.

20170116_095133
Mercado San Pedro

Aquí es el lugar donde debemos desayunar y almorzar si somos amantes de los bodegones, la comida casera y sobre todo, abundante. Por 5 Soles podemos tomarnos una rica sopa casera y comer un “segundo” o plato principal. Suelen obsequiar el “refresco”, que refresca bien poco por ser caliente, y consiste en manzana con Quinua, chicha o mate. Se come de maravillas y bien barato, y comprar reservas o comida para llevar es mucho más accesible que afuera. Detalle de suma importancia para los cerveceros como yo, la cerveza Cusqueña es una maravilla, para mi por lejos es la mejor cerveza industrial del mundo, nada que envidiar a Stella Artois, Heineken, Warsteiner o cualquier otra. Es deliciosa, con buen cuerpo y graduación de alcohol, y lo más importante: es barata.

20170116_140303.jpg
Mejor Cerveza Industrial del Mundo

 

Una vez recorridos los museos, iglesias y calles del Q’osqo ya podemos proponernos salir a recorrer el Valle Sagrado, el cual guarda una clara lógica con la ciudad por lo que no debemos verlo como algo aparte del Q’osqo, aunque merezca tanto o más tiempo. Esta ciudad está poblada hace más de 1500 años, por una compleja relación de parcialidades étnicas de las cuales la Inca resultó vencedora y sobresaliente, pero debemos comprender que los Incas no son algo sui generis, sino que son parte de un largo y complejo proceso histórico que con ellos va cerrándose en torno a la colonia. Debemos evitar caer en el estereotipo y/o morbo por los Incas como algo sobrenatural, o como los constructores de Machu Picchu, ya que estaremos sólo viendo una esquina del cuadro pero perdiendo la perspectiva completa.

20170117_143246
Ejecución de Tupac Amaru II

A decir verdad y por mucho que pese,  los Incas no fueron enormes innovadores, más bien pulieron y llevaron a su máxima expresión conocimientos ancestrales de la sociedad andina en su totalidad, desde Tiwanaku en el Lago Titicaca, los Chimú en la sierra norte y costa, pasando por Lima y las sociedades costeras, llegando al Noroeste argentino, pero sobre todo de los Wari, señores de los valles que hoy día reconocemos comúnmente como Incas. Que el Q’osqo y toda la grandeza Inca sean un portal que nos permita ver más allá de sus 300 años de historia sería el logro más valioso de la experiencia en la región. Y para ello hay que visitar el Valle Sagrado, donde habitaban muchas sociedades pre Incas y contemporáneas a éstos, para así poder ver el hilo conductor de la larga duración de la Historia Americana. Restarle importancia al Incanato no significa negar ni bastardear sus logros, sino un acto de desmistificación y comprensión que nos ayude a ver a través de los Incas la grandeza oculta y esquiva de miles de años de sociedades que no trascendieron más que a través de la  pesada y maravillosa herencia que los éstos supieran sembrar, aumentar y materializar. Restarle a lo Inca significa valorizar la totalidad andina en una suma cero, donde la totalidad de nuestra América nos impresione y sea digna de ser visitada y comprendida, y aunque nuestros vecinos del norte lo nieguen y oculten, nuestra América siempre ha sido grande.

 

Tabla de Precios Referenciales Enero 2017

  • Taxi desde Terminal Terrestre a Plaza de Armas: 3 Soles
  • Boleto Turística Integral: 130 Soles (no hay descuento a estudiantes mayores de 25 años)
  • Boleto Turístico Parcial: 70 Soles (no hay descuento a estudiantes mayores de 25 años)
  • Boleto Machu Picchu + Wayna o Montaña: 200 Soles/ Con ISIC: 125 Soles
  • Almuerzo Mercado San Pedro: 5 Soles, Menú a la carta: 10/15 Soles.
  • Jugo de frutas x 1 Litro: 6 Soles
  • Anticuchos, sandwichs y todo tipo de snack callejero: 3 Soles
  • Museos no incluidos en el Boleto: 15/20 Soles. Con ISIC 5/10 Soles.
  • Excursiones al Valle Sagrado: 20 Soles por persona (Recomendable)
  • Excursiones al Valle Sagrado Vip: 50 Soles por persona (Recomendable)
  • Excursiones al Valle Sur: 25 Soles por persona (Recomendable)
  • Bus ida y vuelta a Hidroeléctrica: 70 Soles
  • Bus a Puno: 60/70 Soles
  • Bus a La Paz: 120 Soles (con varios transbordos, un trastorno)
  • Cerveza Cusqueña:3.5 S(330 cm2), 7/8 S(620 cm2) y 10 S(Litro) Cambia según variedad
  • Hostel básico c/desayuno: 6/10 Dólares por persona, aunque esto varía enormemente
  • Hostel habitación Doble: 15/17 Dólares. También varía mucho.
  • Hostel Walkon Inn excelente, super recomendable en todo aspecto.
Anuncios

2 comentarios en “Q’osqo (Cuzco) Parte I, La Ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s