Q’osqo, Parte II, (Valle Sagrado)

Cuando diferenciamos el Valle Sagrado de la ciudad del Q’osqo no estamos sugiriendo que se trate de áreas inconexas, más bien son el anverso y reverso de la misma moneda, pero debido a sus singularidades y tamaños merecen análisis separados, además de ser de mayor utilidad para los viajeros en la programación de sus itinerarios. Después del todo la ciudad y el Valle carecen de sentido la una sin la otra. Dónde empieza el Valle Sagrado? Bueno, tan pronto como nos alejemos de la urbanización del Q’osqo, aun dentro del perímetro de la ciudad. Básicamente la capital del Tahuantinsuyu se encuentra en el centro del Valle dándole sentido y armonía a ese paisaje de película. Vulgarizando las cosas podríamos decir que se trata de un asunto de centro y periferia, aunque ya su nombre denota que el Valle de periférico tiene bien poco, fue un área nodal para los Incas.

SAM_0434.JPG
Q’osqo visto desde Saqsaywaman, primera parada del Valle y cabeza del puma

Retomando parte del post anterior, debemos comenzar por lo primero, y esto es dirigirnos a la oficina del ente de turismo, DirCetur, para adquirir el boleto turístico de la ciudad. Si además vamos a visitar Machu Picchu deberíamos ir a la boletería en cuestión, la cual como contamos en el post anterior se encuentra a la vuelta del museo de Historia Regional, calle Garcilaso. Como justamente el Q’osqo y su Valle son indisociables es que dicho boleto nos da acceso a sitios tanto de la ciudad como del Valle. Consta básicamente de 14 lugares, 4 museos en la ciudad y 10 sitios arqueológicos que están distribuidos en tres áreas que se llaman Valle Sagrado, Valle Vip y Valle Sur. Por supuesto el Valle es el mismo y estos nombres son meramente de orden turístico para diferenciar las direcciones en que se encuentran estos sitios. Pueden optar por el boleto parcial o por el integral, trayendo el primero la mitad de atractivos que el segundo. El boleto integral cuesta 130 Soles (la mitad a estudiantes menores de 26 años con ISIC Internacional), y el parcial 70 Soles,  con igual condición de descuento. Los sitios incluidos en el boleto integral son los siguientes:

 

  • Saqsaywaman
  • Puca Pucara
  • Tambomachay
  • Q’enqo
  • Pisaq
  • Ollataytambo
  • Moray
  • Chincheros
  • Pickillaqta
  • Tipón
  • Museo Histórico Regional
  • Museo de Arte Contemporáneo
  • Museo de Sitio de Qorikancha
  • Museo y Monumento a Pachacútec

Aquí es donde empieza el tema principal, ya que en muchas ocasiones nos debatimos cómo llegar a dichos sitios, si por nuestra cuenta a pie, a dedo, un colectivo o un tour. Bueno, todas estas formas son válidas y posibles, pero eso va a depender del tiempo que tengan disponible, ya que todo parece cerca pero no lo es tanto. Excepto Saqsaywaman que queda a dos horas a pie (desde Plaza de Armas), el resto ya suponen caminar varios kilómetros, por lo que a la hora de encarar este asunto tendrán que pensar muy bien en cuánto tiempo piensan destinar a la ciudad, al valle y si además hacen Machu Picchu.

20rlqgi.jpg
Acá pueden ver el Valle entero y dimensionar las distancias.

Los sitios son grandes, lleva tiempo recorrerlos y por lo tanto puede que no sea posible hacer muchos en un día si estamos caminando. Además siempre supone volver al Q’osqo a hacer noche ya que en ellos no se puede acampar, y en muchos casos no hay poblados lo suficientemente cercanos como para ir a dormir. Tomarse un transporte por su cuenta desde la ciudad puede ser una alternativa, pero después no siempre resulta fácil conseguir otro transporte que nos lleve de un sitio al otro, lo cual podría ser una complicación. Y lo último que deberíamos tener en cuenta es que por el terreno y accesibilidad los sitios están agrupados en esos “tres Valles” que mencionábamos arriba, esto significa que no todos los sitios tienen conexión entre sí, sino sólo aquellos que están alineados dentro del mismo área como por ejemplo Saqsaywaman, Tambomachay, Puca Pucara y Q’enqo, los cuales están conectados por una ruta que nace en la ciudad. Ahora si estamos en Puca Pucara y deseamos ir a Chincheros ya no podremos directamente, supondría volver al Q’osqo o irse hasta Urubamba para empalmar con esa otra ruta. Como ven, debemos planearlo bien para no perder tiempo que no tenemos, para no hacer una odisea que nos conduzca a frustrarnos y hacer sólo dos sitios, o simplemente quedarse de noche sin lugar donde dormir.

Los sitios se dividen de la siguiente forma:

  • Valle Sagrado: Saqsaywaman, Tambomachay, Puca Pucara y Q’enqo.
  • Valle Vip: Pisaq, Ollataytambo, Moray, Chincheros, (Salineras de Maras).
  • Valle Sur: Tipón, Pickillaqta y Andahuaylillas.

En el Valle Vip se suma la posibilidad de visitar las salineras de Maras, pero como éstas son privadas es que debemos pagar 10 Soles la entrada. Y en el Valle Sur se encuentra también Andahuaylillas, que al igual que Maras no está incluido en el boleto turístico y debemos pagar 15 Soles o 10 con tarjeta ISIC. Ambas atracciones no incluidas valen mucho la pena.

La forma más fácil para poder recorrer todo el boleto turístico y abarcar las tres partes en que se dividen los sitios es en tour. Yo siempre fui bastante anti-tours y anti-agentes turísticos, pero realmente resulta más que útil en este caso ya que hablamos de distancias largas, sitios no siempre a la vista y de una cantidad de tiempo que no siempre podemos disponer. Nosotros pasamos 10 días en Q’osqo, divididos en 3 días la ciudad, 3 días los tours por los sitios del Valle y 4 días para irnos a Machu Picchu. Imagínense que con 10 días tuvimos que recurrir a tour como única forma de poder ver todos los sitios. No sólo se trata de visitar cuanto más se pueda, sino que además con sitios por los cual pagaron y valen la pena ser visitados.

20170223_193218.jpg
Boleto Turístico Integral

Los tour salen todos los días, hay cientas de agencias, todas ofrecen lo mismo: traslado en minibus con guía. La diferencia son los precios, en lo cual deberán buscar y regatear para no dejar un sueldo sin necesidad. Realmente son baratos si dimensionamos las distancias que recorremos y que estamos en Q’osqo, una ciudad sin igual. Los precios los detallaremos al final para no entorpecer el relato, pero partimos de la base de que nosotros optamos por esa alternativa antes que irnos habiendo visitado 3 o 4 sitios. Tras darnos cuenta de los difícil que era hacerlo por nuestra cuenta, el dinero que así dejaríamos y el tiempo que suponía, nos decidimos y salimos a buscar agencias. Lo positivo de los tours es que en excursiones de cierta cantidad de horas podemos visitar lo que por nuestra cuenta podría llevarnos unos días, ya que ellos conocen los lugares, tienen acceso rápido y los guías suelen estar preparados y saber lo suficiente para los circuitos que hacen, además de ser quechua-hablantes lo cual ayuda a la hora de comprender los nombres y sus significados detrás del idioma. Lo negativo es que pasas media hora o algo más en cada sitio, cuando uno podría destinarles un día entero a cada uno. Pero volvamos al razonamiento anterior: o es eso o la posibilidad de no verlos directamente.

Bueno, ya sabemos entonces dónde comprarlo, cuáles son las opciones para ir y cómo están distribuidos en la región, así que ahora podemos pasar a describirlos someramente para que sepan qué pueden ver en ellos.

Valle Sagrado

  • Saqsaywaman es el primero de los sitios y el más cercano a la ciudad, pero también constituye una parte esencial en el trazado urbanístico de la misma, ya que se lo interpreta como la cabeza del puma, figura y forma que tiene el casco histórico del Q’osqo.
    puma1.jpg
    Saqsaywaman como la cabeza del puma

    Su nombre en quechua significa algo así como “halcón saciado” o “halcón satisfecho” y se cree que ha servido como fortaleza de la ciudad ceremonial, aunque algunas crónicas apuntan que se trató de una real fortaleza con la llegada de los españoles, desde donde se comandó la resistencia. Es un lugar alucinante, una construcción megalítica sin igual en la arquitectura Inca. Es realmente enorme y muy larga, con piedras de más de 16 toneladas, las cuales no fueron trasladadas sino que son autóctonas, simplemente fueron trabajadas en su lugar. Por lo que esos inmensos paredones poseen piedras traídas al sitio y empotradas junto a las originarias, formando unos murallones difíciles de visualizar todos a la vez. Este lugar es visita obligada y posiblemente su primera para en el Valle Sagrado.

    20170118_170959
    Las personas como hormigas. Al fondo el Q’osqo

 

  • Tambomachay era un lugar de descanso, seguramente para el Sapa Inca y su Panaca Real, y es a su vez un templo dedicado al agua, con cascadas y vertientes canalizadas dentro de las rocas. Es una maravilla de ingeniería hidráulica que además hace de una cascada salgan dos, simetricas y de igual caudal. Se cree que además pudo haber albergado un jardín, todo alimentado por agua canalizada.

    sam_0450
    Nunca se interrumpe el curso del agua, se la guía para que fluya.
  • Puca Pucara o fortaleza roja, fue un puesto militar de control a la circulación desde y hacia la capital. Este “check point” es realmente bello, con una clara ubicación estratégica donde se posee una visibilidad total del Valle a varios kilómetros, por lo que era fácilmente visible cualquiera que se acercara a ella. Se encuentra muy cerca del ingreso a Tambomachay.
SAM_0456.JPG
Vista del Valle desde Puca Pucara
  • Q’enqo, laberinto o zig zag en Quechua, es una construcción de desconocida  finalidad, pero posee caminos con esa forma, un anfiteatro o al menos esa forma, una vertiente de agua en forma de zig zag en su parte superior y finalmente una cueva en el centro. Esta cueva es amplia y tiene un altar de piedra donde se cree se embalsamaban los cuerpos. Según sugieren algunos cronistas en este lugar fue embalsamado y guardado por un tiempo el cuerpo del Inca Pachacútec. Hoy en día el sitio está algo dañado por lo que no es posible recorrerlo entero, pero al menos se tiene una buena impresión del mismo y se puede recorrer la cueva y su altar.
  • 20170118_191224.jpg
    Altar dentro de la roca

    Valle Sur

  • Pickillaqta, ciudad pequeña, es uno de los sitios pre-Inca más importantes e imponente con una enorme extensión toda amurallada. Perteneció a la sociedad Wari, señores de esos valles y una de las potencias militares más distinguidas de su época. Dicha sociedad fue una especie de Alma Mater para los Incas, tanto en las técnicas militares como arquitectónicas. Esta ciudad fue un centro ceremonial con habitación permanente donde se han encontrado todo  tipo de manufacturas, desde cerámica hasta piezas en piedra preciosa y cultivos como maíz. La ciudad no fue terminada y quedó abandonada tiempo antes de que los Incas logren dominar al resto de las parcialidades del valle del Q’osqo. Los Incas respetaron y utilizaron Pickillaqta como punto de contacto y comercio, aprovechando su enorme plaza central y sus qolqas o depósitos.
    20170125_132238.jpg
    Su nombre parece sarcástico ante sus gigantes avenidas y construcciones

     

  • Tipón es de los sitios más impresionantes y mejor conservado. Se trata de un templo dedicado al agua, de dimensiones impresionantes, donde se canaliza y distribuye el agua que nace desde un ojo de agua natural. Posee varios andenes pero no de cultivos, según se cree eran jardines al estilo de los míticos jardines colgantes de babilonia.
    SAM_0658.JPG
    Las cuatro vertientes de los 4 Suyus

    Se cree que también se trató de un área de descanso para el Sapa Inca y que, a diferencia de la gran mayoría de sitios de la época imperial, este no fue encomendado por Pachacútec sino que es previo. Según se interpreta la primera etapa desde donde nace el ojo de agua, puede tratarse de una arquitectura simbólica que pretende expresar el mito fundacional incaico y la dualidad andina, casi como un Génesis de piedra. En él se observa el agua naciendo de dicho ojo natural, la misma fluye libremente hasta que cae dividida en dos cascadas con una base debajo, siendo la derecha más grande y con mayor caudal, mientras la izquierda lo opuesto, representando al hombre en la derecha y a la mujer al opuesto en clara dualidad.

    20170125_114512.jpg
    Cosmovisión hecha piedra. Quizá represente la vida desde Wiracocha, pasando por Manco Capac y Mama Ocllo hasta el Tahuantinsuyu

    Estos opuestos complementarios nacidos del mismo canal primigenio vuelven a juntarse en un sólo canal, complementándose, para finalmente dividirse en 4 partes iguales, de igual caudal, las cuatro partes del Tahuantinsuyu. Simplemente magnífico, independientemente de que esta lectura sea la correcta o algo forzada, pero coherente al menos parece. En los andenes pueden observarse unas piedras que sobresalen y están distribuidas de forma escalonada, dando forma a una escalera. Lo curioso es que a escasos metros hay literalmente un escalera de piedra, lo que ha confundido a los investigadores. Llegaron finalmente a la conclusión de que se trata de un sistema eólico para cortar los violentos flujos de viento de la zona y así evitar la erosión de las paredes y de los jardines.

    20170125_114949.jpg
    La complejidad del mundo andino en una postal

     

  • Andahuaylillas queda a unos 40km al sur del Q’osqo y fue la región de donde provenían los Chancas, parcialidad étnica que ha resistido y luchado contra el surgimiento del poder Inca en el Valle. Esta población se aleja temporalmente de los que venimos describiendo hasta acá ya que no es ni anterior ni contemporánea a los Incas en sí, sino que es de claras características coloniales. No obstante contiene uno de los templos más importantes de Sudamérica, el templo de San Pedro.
    Ruta-del-Barroco-Andino-San-Pedro-Apóstol-de-Andahuaylillas-04.jpg
    Techo completamente pintado, de características árabes Mudejar. En el altar pueden verse plantas y frutas andina grabadas en el pan de oro que la reviste

    No es su contenido religioso lo que lo hace tan destacable, sino que el mismo es conocido como la Capilla Sixtina de América y es el más representativo del Barroco Andino. Esta forma sincrética de Barroco europeo con iconografía andina es la más clara manifestación de resistencia indígena, permeando la ideología e imposición europea para pervivir en su arte, interpretado e interpelado por la óptica de los dominados. Es un templo que te deja helado, realmente bello y conservado, que denota que la dominación no siempre fue vertical y absoluta, sino que tuvo cabos sueltos que jamás logró cortar.

    Ruta-del-Barroco-Andino-San-Pedro-Apóstol-de-Andahuaylillas-06.jpg
    Si miran bien, por encima de los santos está el Punchao, la representación del dios sol Inti

    Valle VIP

  • Pisaq es quizá uno de los lugares más grandilocuentes, con terraplenes de cultivos realmente enormes donde cada paredón tiene alturas de más de 2.5 metros. El impacto visual es violento, es toda la ladera de una montaña repleta de terraplenes que se pierden hacia abajo hasta bien cerca del pueblo homónimo. Posee un gran sitio arqueológico sobre su base y a unas 2hs a pie podemos visitar el Intiwatana, esto es un reloj solar lítico de enormes dimensiones. 20170119_112007.jpg Sobre la base se encuentra el mencionado sitio arqueológico que tiene una estructura de tipo militar, con puestos de control de amplia visibilidad sobre todo el valle. Justo en frente se puede ver una cara de la montaña repleta de agujeros en su superficie, lleno de ellos, los cuales eran tumbas pre incaicas y que han sufrido el “Huaqueo”, es decir la profanación de ladrones de patrimonio en busca de piedras preciosas. Hoy día los terraplenes de cultivos sólo poseen un prolijo pasto, pero ya no producción agrícola debido a que debe ser preservado, aunque uno puede fácilmente imaginarse esa misma postal llena de cultivos de los más variados llenando de color y complejidad el paisaje.
    20170119_110225
    Tumbas huaqueadas

    También se puede recorrer el pueblo actual, con su mercado central y su feria artesanal. En la actualidad dicho mercado sigue rigiéndose por  el intercambio.

 

 

 

 

20170119_112518.jpg
No hubo complejidad que estas sociedades no supieran domesticar
  • Ollataytambo, por muchos considerado el lugar más imponente e importante del Valle Sagrado después de Machu Picchu. Si bien no hay consenso sobre el origen Aimara o Quechua del nombre se sospecha que pudo significar algo así como “mirador en lo alto”, una suerte de torre de control o atalaya inmenso de piedra, a los pies del río Urubamba (el Vilcanota cambia a este nombre una vez que atraviesa la provincia homónima). Tiene terrazas pero que se cree no fueron de cultivo sino de uso militar, de difícil acceso y bien limitado, rodeado por montañas donde se observan qolqas o depósitos. Se cree que pudo haber funcionado como un tambo, es decir una ciudad depósito en el camino Inca.
    20170119_134151.jpg
    Escalera de acceso entre las terrazas

    Subiendo sus empinadas escaleras veremos enormes bloques de piedras perfectamente tallados e incrustados simétricamente con otros formando paredes donde no cabe una hoja de afeitar. En su parte superior se encuentra un bloque de decenas de toneladas en el centro de lo que es el Templo del Sol. Allí puede verse tallada en sobre relieve una chakana o cruz andina en el centro de dicho bloque, en el cual el reflejo del sol cumple funciones astronómicas, fundamentalmente en los equinoccios de invierno y verano. En la parte plana del sitio se encuentra también un templo del agua. Además del tamaño del sitio, de sus rocas y su perfección, sobresale el hecho de que las mismas fueran trasportadas de una cantera que se puede visualizar al otro lado del río Urubamba, cerca de donde pasa el famoso camino del Inca.

    20170119_141427
    Templo del Sol. La Chakana en el centro.

    Ollataytambo fue conquistada y reconstruida por Pachacútec, y posteriormente sirvió de base y capital de la resistencia contra los españoles, liderada por Manco Inca Yupanqui. Tras ser vencida la resistencia el poblado pasó a se una encomienda de Hernando Pizarro. Ollataytambo es la única ciudad Inca que sigue poblada desde aquel entonces. 

    SAM_0486.JPG
    Sus andenes y el Templo del Agua a sus pies
  • Salineras de Maras, técnicamente no es un centro arqueológico ya que las mismas se encuentran en actividad hoy día y son la base económica de la comunidad, la cual explotan de forma comunitaria y tiene más de 3400 pozos salineros. El punto es que de esa cantidad unos 25 pozos son de época Inca, lo cual lo vuelve un atractivo que vale la pena, fundamentalmente teniendo en cuenta el corte paisajístico que éstas suponen.20170119_164712.jpg

 

  • Moray es uno de los sitios más sorprendentes que me he cruzado allí, una obra de ingeniería sin igual. Se trató básicamente de  un centro de experimentación agrícola, con andenes circulares concéntricos de diversa altitud donde ponían a prueba cultivos de diferentes región con adaptabilidad a determinados pisos ecológicos. Realmente no hubo, repito, geografía no domesticable para esta gente. El sitio consta de 3 centros experimentales de diferente tamaño y profundidad pero de idéntica estructura. Caminar en estos andenes es algo sin duda magnífico.
SAM_0496.JPG
La complejidad andina en un sólo sitio
  • Chincheros es un lugar muy particular por tener una ocupación pre Inca (ayarmacas), luego ser una hacienda de Tupac Inca Yupanqui y finalmente una iglesia colonial (Capilla de la Virgen de la Natividad) construida en tiempos del Virrey Toledo sobre los basamentos de construcciones Incas. Según cuentan las crónicas, Tupac incendia el lugar en su retirada para evitar que los españoles pudieran avituallarse, y algunos siglos después desde este lugar un encomendero fue quien levantó la defensa más reaccionaria en defensa del Rey luchando contra las rebeliones lideradas por Tupac Amaru II.
20170119_191140.jpg
Iglesia colonial sobre la hacienda de Tupac Inca Yupanqui

Hoy día puede visitarse la iglesia, donde se puede ver el corte en la construcción que separa la pedrería Inca de las española posterior. En el ala derecha de la iglesia se encuentra un amplo terreno vacío que formaba parte de la hacienda del Sapa Inca, de la cual se conservan paredones líticos. El pueblo es muy bonito, hay hospedaje y se puede disfrutar de la Laguna Encantada. A partir del 2018 el Aeropuerto Internacional Atete del Q’osqo será trasladado a esta ciudad, la cual se encuentra a unos 45 minutos de la ciudad del Tahuantinsuyu.

20170119_192927
Muro Inca e Iglesia de fondo.

Precios referenciales Enero 2017

  • Excursiones al Valle Sagrado: 20 Soles por persona (Recomendable)
  • Excursiones al Valle Sagrado Vip: 50 Soles por persona (Recomendable)
  • Excursiones al Valle Sur: 25 Soles por persona (Recomendable)
  • Boleto Turística Integral: 130 Soles (no hay descuento a estudiantes mayores de 25 años)
  • Boleto Turístico Parcial: 70 Soles (no hay descuento a estudiantes mayores de 25 años)
  • Comida en Urubamba: 10 Soles menú con sopa y refresco.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s