Machu Picchu

Sin lugar a dudas uno de los destinos más deseados y visitados del mundo, una de las nuevas siete maravillas modernas, reliquia arqueológica y arquitectónica del mundo Inca. Para algunos es un lugar único y sin igual, la mayor obra incaica, para otros un epicentro de energías naturales y vitales, pero lo concreto es que para nadie es tan sólo un sitio más. Independientemente de lo que nos interese o movilice de este lugar todos sabemos o sospechamos que es un sitio al que hay que ir antes de morir, incluso aquellos que como nosotros que no seguimos modas turísticas ni compartimos sus cánones de mercado, aun así sabemos que “La Montaña Vieja” o Machu Picchu es una visita obligada. Con esto no decimos que Perú es tan sólo digno de ser visitado por este emplazamiento, ni afirmamos que quien no haya ido en su paso por Perú haya desperdiciado su viaje o tiempo, nada más lejos de ello. El mundo andino y la larga y compleja Historia Precolombina son claramente comprensibles sin Machu Picchu también, pero sin duda que la suerte de haber sido esquiva a las manos conquistadoras la ha transformado en una cámara del tiempo donde parece que los Incas vivieron ahí hace tan sólo décadas y no siglos. Hacienda del Sapa Inca Pachacútec, expansor y engrandecedor del Tahuantinsuyu hasta lugares jamás imaginados, siendo la formación estatal más grande que América haya conocido. Machu Picchu fue construida durante unos 90 años y no fue finalizada, siendo despoblada unos 50 años antes de la llegada de los españoles. Las fracturas internas que estaban operando en el Tahuantinsuyu no les fueron ajenas a esta hacienda, que quizá gracias a ello pudo salvarse de caer en la misma gracia que casi todo el resto de la región.

20170123_085844.jpg
La cara del Inca mirando a Inti, al sol.

Existe actualmente un poblado que se cree daba nombre a todo el sitio en tiempos Incas, llamado Llaqtapata o “pueblo alto”, desde el cual se pueden ver transversalmente ambas “Picchus” o montañas del sitio. Actualmente el lugar se encuentra sobre el Camino Inca, mientras el sitio arqueológico cambio de nombre por el que ya todos conocemos desde la conquista científica llevada a cabo por el norteamericano Hiram Bingham. No se asusten, no es un error de tipeo cuando afirmamos que se trató de una “conquista científica”, sino una realidad pocas veces razonada como tal. Sabemos que los europeos no descubrieron América, puesto que ésta ya estaba formándose desde Eras Geológicas como el Mesozoico (225 millones de años atrás), y habitada hace al menos 18.000 años si no más. Exactamente lo mismo sucedió con Machu Picchu, pero no fueron los europeos sino un norteamericano, quien dijo haber “descubierto” el lugar, cosa curiosa siendo que para los lugareños siempre estuvo ahí, lo conocían perfectamente y visitaban, y era parte de sus relatos orales desde la noche de los tiempos.

20170123_092710.jpg
La imponente andenería Inca del sitio

Pero así de etnocéntrico es el occidentalismo, todo toma sentido y es digno de existir en tanto sea validado por nosotros mismos. Fue así que la nueva religión inquisidora, la ciencia, se encargó de aquello que los Españoles no llegaron a conquistar. No culpamos a Hiram Bingham por ello, fueron los cánones de época y no hubo formas de evitarlo, pero no debemos engañarnos sobre el asunto, no podemos aceptar la idea de “descubrimiento” sino a precio de ser cómplices y no traicionar a las comunidades indígenas, las cuales sufrieron la conquista de Machu Picchu por parte de la ciencia en nombre del Estado, y la misma fue ulteriormente legalizada y explotada por este último. Debemos descolonizar también el vocabulario si deseamos comprender y hacer algo productivo por nuestro continente y sus gentes que aún resisten. Hechas las salvedades teóricas e ideológicas continuamos con la descripción.

Machu Picchu se encuentra a 2500 m.s.n.m. en la Provincia de Urubamba, dependiente del Departamento del Cuzco, a unos 130Km de la capital Inca. No es una distancia grande pensaríamos, pero tengamos en cuenta que hablamos de territorios de montaña, con lo que los tiempos cambian. Para acceder al sitio debemos contar con nuestro Ticket, el cual puede comprarse online tanto en la página oficial como en agencias de turismo habilitadas, sino en las oficinas del DirCetur (Ente de Turismo de Perú). Dando por supuesto que visiten Machu Picchu estando previamente en Cuzco, sugerimos la compren directamente en el Ministerio de Cultura, ubicada en Calle Garcilaso esquina Calle Heladeros, a dos cuadras de la Plaza de Armas.

impresion-boleto-machu-picchu
Modelo de Boleto. No compren algo diferente

Los precios los pueden consultar en la página oficial ya que son los únicos actualizados realmente. En nuestro caso podemos decirles que el valor de la entrada para subir al Sitio Machu Picchu más el Huayna Picchu es de 200 Soles. Si tienen la tarjeta ISIC de estudiante internacional les cuesta 125 Soles, lo cual es un descuento tan alto (75 Soles) que paga sobradamente el valor de dicha tarjeta. Dicho boleto les da permiso de ingreso al sitio Machu Picchu, pero no a los demás si no han pagado por ello, así que corroboren bien todo. El sitio abre de 6 hs a 17 hs, con lo que tienen buen margen para recorrer, pero tengan a bien llegar temprano ya que es inmenso y no les sobrará ni un minuto.

-A la hora de efectuar la compra hay que saber las opciones, que son básicamente tres:

  • Sitio Machu Picchu
  • Sitio Machu Picchu+Huayna Picchu (200 Personas por Turno/ Dos turnos: 7am-10am)
  • Sitio Machu Picchu+Montaña Machu Picchu

Todas están buenísimas y son opciones correctas, así que dependerá de ustedes qué comprar. No obstante, las dificultades varían, pero eso lo explicaremos más adelante, aquí sólo les damos información inicial para la compra del boleto, el cual no tiene cambio ni devolución. Una vez en el sitio, pueden entrar y salir hasta 3 veces máximas, sea para comer, los baños o el guardarropas.

Captura de pantalla de 2017-03-07 17-18-29.png
Mapa nuestro con circuito sugerido. Abajo link para mapa interactivo y con información

Mapa Completo del Circuito

A Machu Picchu se accede básicamente de tres maneras:

  1. Por ruta: Sea desde Cuzco o puntos intermedios hasta Hidroeléctrica. Desde Cuzco a Hidroeléctrica en bus o vehículo se tarda unas 8 hs aproximadamente, con lo que pueden darse una idea de lo que esos 130 km suponen.
  2. Por Tren: Desde Ollataytambo. En bus desde Cuzco hasta allí y luego suben al tren.
  3. Camino Inca o Inka Trail: Desde Ollataytambo, 4 días y 3 noches a pie y acampando por el camino real incaico que unía la ciudadela con dicha ciudad.

Ahora describiremos las 3 formas de acceso.

-La opción 1) es la que nosotros hicimos, no sólo por una cuestión de dinero, sino de autonomía y paisajes. Básicamente consiste en seguir la Ruta 288 que comunica Pisaq con Santa María. Desde Cuzco se pude salir por cualquiera de sus rutas que cruzan el Valle Sagrado y que desemboquen en dicha ruta (288), lo más normal es cruzarla  en Pisaq o en Urubamba, y desde ahí continuar en dirección a Santa María.  En Santa María se abre un camino de ripio que nos lleva a Santa Teresa, son unas 2 a 3 hs por dicho camino. Hay quienes sugieren hacerlo a pie, lo cual nos parece muy dificultoso, peligroso e innecesario. Nosotros pagamos 35 Soles por el viaje de ida y vuelta desde Cuzco a Hidroeléctrica, aunque decidimos bajarnos en Santa Teresa para seguir a pie. Es lo más recomendable si se dispone de al menos 3 a 4 días para hacer Machu Picchu, sino ir directamente hasta el final del recorrido: Hidroeléctrica.  Una vez en Santa Teresa pueden descansar y pasar la noche, hay buena oferta y variedad de hospedajes. A media hora a pie se encuentran las termas de Colcalmayo que son realmente muy lindas, vale la pena un relax de ese tipo.

20170122_125251.jpg
Río Vilcanota discurriendo en dirección a Hidroeléctrica, de fondo Aguas Calientes

 

Aquí comienza la gran caminata: desde Santa Teresa tenemos unas 3 hs hasta Hidroeléctrica, donde nos encontraremos con tres puentes que cruzar en el camino y finalmente con un Check Point donde debemos registrarnos antes de continuar. A unos 300 metros se termina el camino para los vehículos y empiezan las vías del tren, justo en la Estación Hidroeléctrica de tren. Siguiendo las vías del tren, que forman un zig zag ascendente en la montaña, continuamos sin desviarnos jamás hasta un área de maniobras de trenes donde se ve con claridad un amplio camino que desciende hacia el pueblo. Antes de encontrar dicho descenso hacia el pueblo habrán cruzado un camping, el cual no es caro y pueden acampar, lo malo es que está lejos del poblado por lo que sea que puedan precisar.

20170122_110138.jpg
Camino por las vías entre Hidroeléctrica y Aguas Calientes

En el pueblo la oferta de hospedaje es amplia pero cara con respecto al Cuzco, lo cual no es un detalle menor. Nosotros tras caminar y buscar nos quedamos en el Hotel 1 estrella “Los Caminantes”, muy recomendable y con precios de hostel, sobre la calle principal donde se aborda al tren. Desde ahí son unos 15′ a pie hasta el puente que nos dirige al inicio del sendero que sube hasta el sitio arqueológico. Aquí  hay dos opciones: 1)Trekking por el sendero, nos toma una hora y media aproximadamente y es duro y empinado pero muy gratificante, 2) tomar un bus que los sube por el serpenteante camino Hiram Bingham y cuesta 12 US$. Una vez arriba deberán presentar el ticket y listo.

 

-La opción 2) es bastante sencilla aunque muy cara en comparación con absolutamente todo en Perú. Es una opción más “fancy” y cómoda de llegar, viajando en tren por esos lugares maravillosos y bajándose en el pueblo Aguas Calientes. El tren se toma en Ollataytambo, con lo cual uno puede trasladarse por su cuenta o ciertos boletos Perú Rail incluyen el traslado desde Cuzco hasta la estación de tren en cuestión. Los boletos difícilmente bajan de los US$ 170 en temporada baja, pudiendo ascender hasta más de US$400. Como les decíamos, debe ser un viaje hermoso y cómodo, pero… Una vez en el pueblo el resto es idéntico a la opción 1, subir por su cuenta hasta el sitio o tomar un minibus por US$ 12 hasta la cima.

20170123_115730.jpg
Machu Picchu visto desde el Huayna Picchu.

-La opción 3) es sin duda la más bella y experimental de todas, pero por lejos la más sacrificada, cara y larga de hacer. Al igual que el tren, empieza en Ollataytambo y durante 4 días y 3 noches caminan y acampan en el real camino Inca que conducía a la ciudadela. Debe ser una maravilla de experiencia, pero supone una amplia disponibilidad de tiempo, un estado físico a punto, suerte con el clima y bastante dinero, ya que son únicamente con guía y salen más de US$ 400 por persona. Es un camino prohibido para hacer por su cuenta, ya que posee controles y supone conocer el camino, claramente. Si disponen del dinero y del tiempo, seguro constituye un placer difícilmente superable en futuros viajes. Aquí la diferencia es que no pasan ni entran en Aguas Calientes, ya que vienen caminando por la montaña a mayor elevación y entran directamente a Machu Picchu por el centro, digámoslo: por la puerta grande.

Resumiendo, se puede acceder de 3 formas, todas hermosas como ven, sólo varían en gustos, aptitudes físicas, dinero y tiempo, pudiendo algunos darse el gusto de optar por cualquiera de ellas. Lo que sí deberíamos tener en cuenta son nuestros tiempos:

Plan Oficial
Mapa del Sitio Arqueológico

-Tiempos según vía de acceso:

  1. La opción uno supone al menos 3 días cómo mínimo y sin descanso alguno. Pensemos que desde Cuzco a Santa Teresa son 6 hs en bus o 7 hs hasta Hidroeléctrica, con lo cual aunque salgamos a primera hora por la mañana llegaremos pasado el mediodía. Si fueran a Santa Teresa pueden pasar el día allí como ya les sugerimos, en cambio si van a Hidroeléctrica no tendrán dónde dormir ya que no hay, lo que les supone ya emprender la caminata de 3 hs por las vías o tomar tren para poder conseguir dónde dormir en Aguas Calientes. Eso ya supone el día completo, quedando Machu Picchu para el día siguiente.
    20170122_132109.jpg
    Plaza Central de Aguas Calientes

    El día que hacen el sitio de Machu Picchu deberían dormir nuevamente en Aguas Calientes, ya que aunque quisieran emprender el retorno a pie hacia Hidroeléctrica tendrían ciertos inconvenientes: 1)No tendrán piernas, las habrán dejado enteras en el sitio arqueológico que es inmenso, más aun si suben a otra montaña como Huayna, con lo cual caminar 3 hs más sería no sólo fatal sino incluso peligroso para sus piernas, 2) estarían llegando a Hidroeléctrica muy tarde, probablemente sin luz solar y no encontraran quién los lleve hasta Cuzco, cuando mucho podrán ir a Santa Teresa, pero tarde y cansadísimos. Por lo que lo más recomendado es hacer noche el día antes y el día después de visitar el sitio para poder llegar bien descansados y fuertes, no sería cuestión de que el cansancio les arruine un viaje así. Nosotros recomendamos 3 días si van desde Cuzco a Hidroeléctrica y de ahí rápido a Aguas Calientes, de esa forma pasan un día de viaje más la noche en el pueblo, un día entero en el sitio arqueológico más noche en el pueblo, y finalmente el último día emprender la vuelta a Hidroeléctrica y de ahí un bus directo a Cuzco.

    20170123_092852.jpg
    Templo del Sol de Machu Picchu

    Recomendamos 4 días si van a Santa Teresa, así llegan a la tardecita y pasan la noche ahí, visitan sus termas en Cocalmayo y caminan por el pueblito cafetalero de Huadquiña. El segundo día caminan hasta Hidroeléctrica y de ahí por las vías hasta Aguas Calientes para hacer noche. El tercer día entero en el sitio arqueológico y descansan en el pueblo para así el último y cuarto día emprender la caminata de vuelta hasta el bus y luego al Cuzco. Como ven tampoco les sobra mucho tiempo en 4 días, nosotros de hecho lo hicimos en 5. Esta alternativa tiene la enorme ventaja de poder recorrer muchos lugares con completa libertad y flexibilidad, fascinarse con sus paisajes tanto desde la ventanilla del bus como a pie, caminando mucho y disfrutando de la flora y fauna local. La única desventaja es que supone varios días de disponibilidad.

  2. La opción dos no demanda mucho tiempo ya que en el mismo día arriban en Aguas Calientes, con lo cual el trámite está resuelto. Tres días estaría bien, arribando el primero, haciendo el sitio al siguiente y finalmente retornando el tercero. Tiene la ventaja de ser directo y sin esfuerzos, pero la enorme desventaja de no caminar por esa bella y espesa vegetación andina, esos caminos largamente transitados. Hay quienes lo hacen en dos días, lo cual es casi una locura, ya que semejante timing supone pasar pocas horas en el sitio para poder hacer tiempo de regresar ese mismo día. Sacrificar horas en Machu Picchu no debería ser una opción jamás.

    20170123_144047.jpg
    Machu Picchu y Huayna Picchu vistos desde el Intipunku o “Puerta del Sol”
  3. Bueno, esta tercera opción no da mucho lugar a debate ya que es un circuito establecido y guiado por lo que cumplirán con lo establecido, normalmente 4 días. Sobre esta opción no diremos mucho ya que no la hicimos ni conocemos en detalle, pero sólo podemos aventurarnos a decir que es por demás recomendable si se dispone del dinero, el tiempo y el interés. Sus únicas desventajas son su inflexibilidad a hacer el camino como uno quisiera y su costo, mientras su ventaja es sublime: caminar por donde realmente caminaban los Incas y el Sapa Inca, entre ellos Pachacútec.

 

-Vías de Acceso según tiempos:

  1. Dos días: Tren sería lo más recomendable, no gastan energías y los deja donde empieza el camino al sitio, es decir en el pueblo. De ahí sólo les resta subir al sitio y visitarlo y retornar al otro día. Les da poca flexibilidad y tiempo en el sitio, pero la opción de hacerlo de todos modos y no perdérselo por falta de tiempo.
  2. Tres días: Bus hasta Santa Teresa o Hidroeléctrica, y desde ahí caminar hasta Aguas Calientes. Con tres días sería más fácil bajarse en Hidroeléctrica, ya que en Santa Teresa supone más caminata y los tiempos se acortan, pero sigue siendo una opción realizable.
  3. Cuatro a Cinco días: Bueno acá son dueños de hacer lo que quieran, siendo todas las opciones válidas, aunque el tren ya pierda sentido por dejarlos directamente el final de la aventura y privarles de la misma siendo que disponen de tiempo. Acá las mejores opciones pasan a ser el bus hasta Santa Teresa y conocer este pueblo, continuando hacia Hidroeléctrica y Aguas Calientes, y la otra opción es contratar el camino Inca, que como ya dijimos es caro pero sin duda único.
  4. Cinco o más días: Tienen el Valle a sus pies. Ya no dependen de un transporte que los lleve a ningún lado, simplemente armen su propia ruta, recorriendo el Valle Sagrado de forma tal que los direccione en sentido a Ollataytambo, para poder desde ahí seguir avanzando hasta Aguas Calientes sacando el mayor provecho a todas las ventajas nombradas y sin desventaja alguna.
SAM_0613.JPG
Roca Sagrada, la cual replica a la montaña de fondo, el Apu protector Yanantín.

-Qué ver según nuestro boleto:

La ciudadela se visita con cualquier boleto y es el punto de partida y de llegada del sitio. La misma es muy grande y está dividida en áreas de diferente uso urbanístico, con áreas militares, de cultivo, escuelas, almacenaje, pañol de herramientas, etc. A su vez, posee una marcada división entre el área urbana y la productiva, con una única puerta de ingreso a la primera, desde donde podremos acceder al Templo del Sol, la Casa del Inca, el Intiwatana o Templo de las Tres Ventanas, cruzando andenerías experimentales de cultivos y accediendo al área de enseñanza, con el observatorio astronómico con sus espejos de agua, el Templo del Cóndor y un sepulcro sagrado. También podremos visitar la Roca Sagrada cerca de la entrada al Huayna Picchu o, en la otra dirección, la Puerta del Guardián, el Puente del Inca y el Intipunku (Puerta del Sol).

puente-inca-01.jpg
Puente del Inca (imagen no propia)

Nosotros recomendamos contratar un guía al llegar, hay muchos y arman grupos muy variados, así que es cuestión de buscar antes de entrar. En nuestro caso, pagamos 20 Soles cada uno en un grupo de 6 personas y estuvo más que bien, con una guía bien formada que nos mostró la totalidad de la ciudadela durante 3 hs, con lo cual tuvimos un buen panorama para salir a recorrer nuevamente por nuestra cuenta después. Si pueden conseguir algún mapa del sitio en el pueblo háganlo ya que no suelen entregar allí arriba y perderían valiosos detalles a la hora de caminar el sitio.

-Montaña Machu Picchu

Se encuentra por detrás de la ciudadela, mirando de frente al Huayna Picchu y no demasiado más elevado que el sitio, posee caminos más anchos y menos peligrosos, sin tanta pendiente. Desde allí se obtiene una impresionante postal de la ciudadela con la cara del Inca detrás, viendo al Huayna en todo su esplendor. Este circuito es recomendado para gente mayor o con alguna problemática motriz ya que no es de alta exigencia, también para familias que visitan con niños el sitio.

SAM_0611.JPG
Cuando la grandeza le gana a lo grandote. Huayna Picchu de fondo

-Huayna Picchu

La famosa nariz del Inca en la clásica postal de Machu Picchu, esa que se ve enorme, alta y lejana. Es un sendero que toma una hora de ida y otra de vuelta, y actualmente se encuentra su ingreso restringido a 400 personas por día en dos tandas de 200. Es por esto que su disponibilidad no está garantizada siempre y hay que prestar atención. Es una montaña impresionante, con una pendiente aterradora que da al precipicio en varias partes, con caminos muy angostos y resbaladizos. Es realmente un desafío para el cuerpo y la mente, donde se mezclan la fascinación con el vértigo.  Cuesta mucho subir, habiendo partes donde hay que subir pisando de costado ya que no entra el pie entero. Pero a pesar de todo eso se disfruta como pocos lugares, con una elevación de casi 200 metros sobe el sitio Machu Picchu y una vista privilegiada, en la cual puede verse la forma de Cóndor del lugar. En su cima hay construcciones Incas que son realmente increíbles por su complejidad e imponencia. El descenso es aun más difícil y vertiginoso, pero nada impide que siga siendo una experiencia sensacional y completamente repetible. Pero sí debemos tener en cuenta a la hora de comprar el boleto que se trata de una montaña difícil, incluso peligrosa por partes, con lo cual debemos pensar si estamos preparados y dispuestos a hacer el sacrificio, ya que sería una lástima pasarla mal, no completarlo o quedar extenuados al punto de no poder seguir recorriendo el resto del sitio una vez que bajamos del Huayna.

-Cuándo ir?

Eso varía mucho según cada cual, lo bueno es que salvo uno o dos meses menos recomendados, los otros 10 meses son adecuados. Al igual que en toda la región, en Machu Picchu existen básicamente dos estaciones, una seca y calurosa y otra lluviosa y fría. La primera va de Abril a Noviembre y la otra de Diciembre a Marzo, aproximadamente. Las temperaturas oscilan entre los 6° y los 28°, por lo cual ni sus fríos ni calores son extremos del todo. Las otras variables no son climáticas sino de orden económico-calendárico, y son las temporadas latinas (Noviembre-Marzo) y la europea (Abril-Octubre). Febrero y Marzo son los meses más difíciles por sus intensas lluvias que anegan caminos y hasta obligan a cerrar el ingreso a Machu Picchu debidos a los altos riesgos que supone transitar el sitio. En temporada alta europea los precios son muchos altos que en temporada de latinos, que suele coincidir con la temporada de lluvias. Las temporadas de lluvia además de ser de latinos y más económicas suelen ser más soportables en materia de calor, lo cual no es un detalle menor a la hora de caminar durante horas en la altura y cargados. Su desventaja es claramente la constante lluvia que viene y va varias veces en el día, obligándonos a usar piloto para la lluvia con frecuencia. Además se corren los riesgos esperablen de tropiezos y patinadas, cuando no caminos cerrados por desprendimientos o derrumbes. La temporada seca es más calurosa y agradable, pero también más duro el sol y los precios. Como ven, cada época tienen sus pros y contras, pero sin duda todas son válidas.

20170123_131321.jpg
La maravillosa complejidad andina en un sólo lugar

-Palabras finales

Es un lugar de ensueño, que no da tregua al cuello que va de un lado al otro intentando captarlo todo y dar veracidad a todo lo que uno ve. Pero a pesar de ser un sitio de una belleza y fuerza tal, pensemos que fue un centro de culto, un lugar donde además de tareas administrativas y productivas se practicaba un fuerte culto a la Pachamama y a los Apus que la rodean. Es por ello que debemos tener respeto, recorrerla con la humildad de quienes se saben andando en semejante grandeza y no sobre meras piedras. Ese mismo respeto que todos presentan al entrar a una Iglesia, Catedral, Sinagoga o Mezquita, después del todo esta gente estaba venerando a lo único no discutible en este mundo, la madre tierra, la Pachamama. La sabiduría que transmite este lugar nos conduce irremediablemente a la humildad de quien también se sabe ignorante ante tanto conocimiento y sacrificio, por lo que deberíamos hacer de eso autocrítica y escuela. Hoy día la avaricia y la industria del turismo están destruyendo este patrimonio, así que nuestra visita debe ser con la mea culta correspondiente, intentando llevarnos un aprendizaje de aquello que dañamos, y evitando dejar mayor daño del inevitable. Este sitio fue pensado para un uso que claramente hoy día no tiene, sus construcciones y cimientos tenían una finalidad, la cual claramente no era albergar 4 o 5 veces más personas por día como lo hacemos en estos tiempos. Aproximadamente 2500 personas visitan Machu Picchu a diario, sin descanso por décadas, no hace falta ser arquitecto ni arqueólogo para comprender lo destructivo que esto es para el sitio. Respetar es aprender y comprender, es dar sentido y vida a lo quieto, es mantener vivo nuestro pasado,  nuestro patrimonio. No estaremos caminando sobre cultura muerta o un pasado inconexo y lejano, más bien aún sobrevive en cada aldeano de la zona, en cada rostro y espalda de aquellos que desde la colonia resisten a ser borrados de la Historia, y donde nuestro respeto por sus huacas es la mínima de las gratitudes que les debemos; después del todo nuestra visita es invasiva. Ya de nosotros depende que Machu Picchu esté cada día más vivo que nunca.

-Precios referenciales Enero 2017:

  • Traslado en bus de Cuzco a Hidroeléctrica ida y vuelta: 35 Soles.
  • Hospedaje en Santa Teresa: 35 Soles Matrimonial Privada// 10/15 Soles individual.
  • Boleto Machu Picchu: 120 Soles (77 Soles con tarjeta ISIC).
  • Boleto Machu Picchu+Huayna Picchu: 200 Soles (125 Soles con tarjeta ISIC).
  • Taxi Santa Teresa-Hidroeléctrica: 10 Soles.
  • Tren Hidroeléctrica-Aguas Calientes: 28 US$.
  • Hospedaje Aguas Calientes: 50/60 Soles Matrimonial//  20/30 Soles individual.
  • Bus Aguas Calientes-Ciudadela Machu Picchu: 12 US$
  • Menú Mercado Central Santa Teresa: 6 Soles.
  • Menú Mercado Central Aguas Calientes: 8 Soles.
  • Almuerzo Aguas Calientes: 20/25 Soles.
  • Almuerzo Santa Teresa: 15/20 Soles.
  • Tren Cuzco-Aguas Calientes: 170/470 US$ con transbordo de bus a Ollataytambo.
  • Termas Santa Teresa (Cocalmayo): 10 Soles.
  • Termas Aguas Calientes: 20 Soles.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s